César Moulline: heredero de la tradición Puma
El quarterback número 4 de Pumas Acatlán, de estirpe auriazul
   

Por: Javier Chávez Posadas

Fotos: Jesús Bravo León y Javier Chávez Posadas

 
     

De estirpe puma, el quarterback César Moulline tiene las características que cualquier entrenador busca en su mariscal de campo: alto, ágil, con visión de campo y buen toque para los envíos.

El portador del jersey número 4 de la intermedia puma de ONEFA, fue campeón junto a su equipo de la pasada juvenil “AA”, donde superaron en la final a los Pieles Rojas del IPN, y hoy ante sí enfrenta un reto especial que es regresar un cetro de intermedia a la FES Acatlán, lo que no sucede desde el año de 1996, cuando los extintos Osos de la ENEP Acatlán se coronaron en la conferencia “Salvador `Sapo´ Mendiola” y a la UNAM en general, lo que no sucede desde que los también extintos Vietnamitas de la Prepa 9 lo lograron en 1997, en la conferencia “Ricardo `Teco´ Sandoval”.




César sabe que esta primer temporada en la antesala de la liga mayor es decisiva y reconoce que forma una dupla importante con el otro quarterback Mauricio Salas, quien reúne otras características, pero que juntos se complementan y dan a la afición la esperanza de poseer un par de quarterbacks que darán mucho de qué hablar cuando lleguen a la mayor.


“Tomo esta temporada como el inicio del camino para llegar a la liga mayor, quizá no he sido el protagonista en los partidos pero aquí estoy  trabajando con mis compañeros para cuando el equipo me requiera. Mauricio tiene mucha experiencia y he aprendido con él, pues ambos somos distintos entonces nos podemos acoplar a lo que nos presente el rival”, comenta César.





De cara a la campaña actual, César Moulline prefiere ir paso a paso y no aventurarse en el futuro: “Tenemos con qué llegar a ser campeones, pero el coach Salas nos ha enseñado a respetar al rival en turno y a prepararnos a conciencia para enfrentarlos. Antes de llegar a postemporada tenemos dos partidos y los enfrentaremos con seriedad. Recibiremos a Jaguares equipo al que no le ha ido muy bien pero que lo hace más difícil, y cerramos en Querétaro ante Zorros donde querrán ganar a como dé lugar”.


Estudiante del cuarto semestre del CCH Naucalpan, César tiene bien claro el equipo al que pertenece y lo que quiere lograr tanto en su vida profesional como deportiva. “Si estoy aquí es por mi familia, mis papás y mi hermana siempre me han apoyado y les debo todo, por la UNAM que es mi casa. Represento a la máxima casa de estudios y eso no lo cambio por nada. Espero entrar a estudiar Administración de Empresas, si no la hay en Acatlán, en otro campus como Cuautitlán, pero siempre en la UNAM, no hay mejor opción y sobre todo a mi coach Roberto Salas quien me ha dado la confianza y por él trato de dar mi mejor esfuerzo cada jugada.”





En el futbol americano, César tiene ya 10 temporadas y una trayectoria importante jugando para Redskins en las infantiles y desde hace dos años en Pumas Acatlán, “fue un acierto crear la categoría infantil en la FES pues muchos chavos juegan en otros equipos pero sienten los colores universitarios, hoy en día ya tienen la oportunidad de hacer una trayectoria aquí en el equipo”, afirma.

César Moulline es el heredero puma y junto a Mauricio Salas, tendrán la responsabilidad de llevar a los Pumas Acatlán al nivel que les corresponde en el emparrillado nacional. Mientras tanto el trabajo está redituando y se ve cada semana. La temporada de intermedia en ONEFA continuará el viernes 13 de abril cuando los acatlecos reciban a las 18 horas en el Cubil Puma a Jaguares de la ETAC Coacalco.


 
 



Derechos Reservados © 2006 www. pumasacatlan.com.mx | Mapa del Sitio | Anunciate | Contáctanos