Alcanzar dos finales el mismo día en distintas ligas habla del trabajo que se esta realizando y que pronto redituará en categorías superiores.


 
   
  Nunca sabremos si la preparación para las finales por parte del staff evitó que se concentrara en un solo partido y no en dos como sucedio.

 
   
  César Moullinie quarterback puma que encaminó al equipo a vencer a Pieles Rojas. Será una pieza fundamental en los futuros Pumas Acatlán.


 
   
  El programa acatleco termina bien el 2006 si todo sigue por el mismo camino, tendremos una intermedia muy competitiva.
 
 
Pumas Acatlán humilde en el triunfo y orgulloso en la derrota
   
Por: Javier Chávez Posadas
Fotos: Jesús Bravo León y www.onefa.org
 
     

FES Acatlán , nov. 25, 2006.-La dinastía acatleca de la categoría juvenil “AA” está completa, y hoy fue el día más importante para este eslabón del programa. De los dos cetros que hoy disputaron se ganó uno y otro no llegó simplemente porque no era el momento.

Los Pumas Acatlán de ONEFA dieron una muestra de humildad, de trabajo y concentración en el momento idóneo para quitar el invicto de Pieles Rojas del IPN y en su domicilio de Zacatenco arrebatarle a la tribu el campeonato del grupo Delmiro “Turco” Bernal para afianzarse como el equipo que desde hace tiempo venía demostrando de lo que sería capaz.


 

Los Pumas Acatlán de ONEFA dieron una muestra de humildad, de trabajo y concentración en el momento idóneo para quitar el invicto de Pieles Rojas del IPN y en su domicilio de Zacatenco arrebatarle a la tribu el campeonato del grupo Delmiro “Turco” Bernal para afianzarse como el equipo que desde hace tiempo venía demostrando de lo que sería capaz.

El partido fue por demás tenso pues ambas escuadras se cuidaron mucho y las defensivas tuvieron una buena tarde que sólo pudo romper el joven César Moullinie mariscal de campo felino y  símbolo de la nueva camada universitaria, quien logró encaminar a los acatlecos a una anotación que rubricó el receptor Orlando Hernández Taboada en el segundo cuarto del encuentro.

La tribu carmesí y negro simplemente no encontró la manera de abrir la férrea defensa auriazul que el coach Salas presentó en la tensa final. Los minutos transcurrieron poco a poco y los acatlecos se apoderaron del momento psicológico y táctico para enfriar las acciones y conseguir el primer título de su historia y el primero en esta nueva aventura en ONEFA.


 

Horas más tarde en el campo de Bucaneros de Satélite, el otro equipo de Pumas Acatlán, que esta temporada robó las miradas en su nueva liga de Fademac, llegaron al partido por el campeonato ante el equipo que fuera su primer rival del circuito, Linces de la UVM Toluca.

Los universitarios no tardaron en irse adelante en el marcador luego de un trepidante drive que culminó el mariscal de campo Mauricio Salas con una carrera de siete yardas, más el extra, para poner el 7-0 en los cartones.

La respuesta de los toluqueños vino casi de inmediato al dar la voltereta en el marcador con una anotación y la conversión que puso el marcador en contra de los auriazules 8-7. Pumas respondió en la siguiente jugada por conducto del corredor número 7 Ernesto Gómez Herrera, quien regresó el ovoide luego de la patada de kick off, hasta las diagonales rivales. 14-8 fue el marcador hasta el final de la primera mitad.

El tercer periodo fue dominado por Pumas Acatlán que no pudo reflejar su mejor juego en el tablero con puntos e incluso para concluir ese cuarto, Linces logró dar la segunda voltereta del día con otra anotación y conversión efectiva para el 16-14 momentáneo.

La siguiente serie acatleca, ya en el último cuarto no dejó dividendos y al jugar en cuarta oportunidad, Acatlán perdió la posesión del balón y el momento anímico se fue para abajo.


 

Linces culminó su serie con una espiral en las diagonales y una conversión para alejarse definitivamente 24-14. Todavía Pumas Acatlán tuvo una última oportunidad de acercarse en el marcador con un envío de Salas con Federico Gallegos hasta la anotación pero fue anulada por un castigo.

Estos Pumas Acatlán demostraron orgullo en la derrota, temple y garra que los convierte en auténticos felinos de espíritu. La tribuna no dejó de apoyar y en la grama los universitarios entendieron que este año en fademac aprendieron mucho más de lo que esperaban.

Hoy fue la graduación de los equipos acatlecos en la juvenil “AA” seguramente las historias de éxito que tienen estos aguerridos universitarios seguirán en la categoría intermedia, porque la de Pumas Acatlán es una historia que felizmente continúa y templa el corazón universitario. Felicidades a ambas escuadras y a sus entrenadores.

 
 
Derechos Reservados © 2006 www. pumasacatlan.com.mx | Mapa del Sitio | Anunciate | Contáctanos