Sergio Martínez Vázquez, el heredero en los controles puma

   

Nota: Javier Chávez Posadas
Fotos: Jesús Bravo León

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

17 Octubre 2016. Elusivo y dinámico mariscal de campo, heredero de los quarterbacks felinos, Sergio Enrique Martínez Vázquez número 3, ha sido el encargado de los controles del ataque felino y este 2016 ha destacado por su movilidad y por hilvanar buenos drives que ha cosechado el equipo de la FES Acatlán.

Sin embargo Sergio viene saliendo de una lesión en las costillas desde el partido ante Toros Salvajes de Chapíngo y entró en Monterrey ante Tigres y después del mejor ataque de los auriazules se resintió tras una tackleada en la Sultana que lo dejó fuera por el resto del encuentro del pasado viernes.

"Tuvimos una pretemporada floja, pero al iniciar la campaña pudimos enderezar el barco y después caímos en Chapingo y ahora contra Auténticos que due una dolorosa derrota, sin embargo creo que aún vamos a dar pelea como siempre son los Pumas Acatlán, un equipo aguerrido que no baja los brazos", comenta el mariscal de campo de tercer año.

Es precisamente en este 2016 cuando Sergio, alias la "Güera", ha logrado una plena identificación con la facultad a la que representa y se ha apoderado de la titularidad con un gran nivel: "Llegué en 2014 y de inmediato me di cuenta de lo que representan estos colores, es un equipo muy cálido y al que es fácil amar", apunta Martínez Vázquez.

Proveniente de las infantiles de Gamos y posteriormente las juveniles de Cherokees, Sergio pasó a intermedia con los Borregos Salvajes del ITESM CEM para después en su primera liga mayor incorporarse al conjunto de la FES Acatlán.

Poseedor de una gran visión de campo, buenas hechuras para la carrera y un cuerpo que le permite desafiar a las defensivas rivales, Sergio se ha convertido también en un arma más del backfield azul y oro con varias anotaciones personales en lo que va de la campaña.

Martínez estudia el cuatro cuatrimestre de la carrera en Derecho en la UVM a la que se incorporó hace poco tiempo después de pasar por la Barra Nacional de Abogados, sin embargo los colores azul y oro de la UNAM representan mucho para él: "Pumas Acatlán es lo más grande que tengo, defender estos colores y con toda esta familia es muy importante en lo que es mi pasión que es el futbol americano", afirma.

Sus padres Sergio y Elvia, son su inspiración y les dedica su carrera: "Ellos son mi principal apoyo en todo lo que hago, siempre han estado conmigo y por ellos soy lo que soy. También mis amigos, los compañeros y la afición de este equipo al que quiero mucho".

Sergio Enrique es el mariscal de campo acatleco con más experiencia y en el que recae la responsabilidad del ataque felino sin embargo reconoce la vaía de sus futuros sucesores, Juan Eduardo Cázares y Eduardo Diácono Espínola. "Son chavos muy talentosos que han caído muy bien al esquema de Pumas Acatlán, sabemos que cualquiera de los tres tenemos la oportunidad de entrar a los partidos y como lo vimos contra Frailes, Cazares sacó el barco a flote con muy buen trabajo al igual que Diácono que más que promesas son ya una realidad para Acatlán", opinó.

Es así como el responsable del ataque felino nso mostró una faceta más completa de su pasión que es el futbol americano y su vida personal, esperamos pronto esté al cien por ciento y pueda seguir ayudando al conjunto a cosechar victorias en lo que queda de la campaña.

 
 
 
Derechos Reservados © 2006 www. pumasacatlan.com.mx | Mapa del Sitio | Anunciate | Contáctanos