Pescan a Delfines de Prepa 7

   

Nota: Javier Chávez Posadas
Fotos: Jesús Bravo León

 
     

11 Julio 2011. Así como en las aguas de los mares japoneses, en la UNAM, los Delfines están en peligro. Y es que de confirmarse oficialmente, el legendario conjunto de futbol americano de la Prepa 7, “Ezequiel A. Chávez” es el siguiente amenazado con la extinción en el ovoide universitario.

Por increíble que parezca, y a pesar de que fueron inauguradas con bombo y platillo las nuevas instalaciones deportivas de la prepa de La Viga, el deporte más emblemático del plantel, el futbol americano, ya no estaría tomado en cuenta para la siguiente campaña de juvenil de otoño.

Lo más indignante del tema es que al parecer la decisión tomada unilateralmente por las autoridades del plantel no fue informada al staff de coacheo que encabeza Rubén Darío Ramos sino que éste se enteró de rebote cuando leyeron, poco antes del ciclo vacacional, una carta firmada por el director de la prepa en la que agradecía a la Dirección de Deportes de la UNAM y hacía saber que el futbol americano ya no estaba tomado en cuenta para el siguiente ciclo escolar.

Ilógico resulta también que a la fecha los jugadores, estudiantes en su mayoría del mismo plantel, aún no conocen la decisión de su dirección y para el próximo ciclo escolar confían en regresar a los entrenamientos como cada campaña.

Lamentablemente para el deporte más emblemático de la Universidad, parece que no hay nada ni nadie que lo pueda defender y cualquier pretexto es perfecto para dar al traste con el trabajo realizado y la tradición e identidad que brinda el formativo deporte de las tackleadas.

Sobra decir que el mote de Delfines de Prepa 7 fue dotado precisamente por el conjunto de futbol americano así como los colores tradicionales que hoy en día portan todos los equipos representativos del plantel de la Viga y que dicho sea de paso, ninguno ha dado ni por mucho, el lustre ni la presencia que el conjunto de los cetáceos universitarios en el emparrillado universitario.

De tal modo, las autoridades parece que han decidido cortar de tajo una tradición de más de cuatro décadas con el conjunto Delfín, la cual a todas luces ignoran. Hay que recordar que el equipo perteneció a los semilleros de los equipos también desaparecidos Águilas Reales de la UNAM y posteriormente Huracanes de la ENEP Aragón.

En los últimos diez años, el equipo de Delfines ha sido uno de los más regulares en su rendimiento, jugando semifinales y finales en la liga juvenil de LIFA y ONEFA y justamente hace un mes se encontraba como líder absoluto del sector 2 de la misma categoría en la liga estudiantil más importante del país, midiéndose ante lo más granado del deporte universitario, algo en que se diferencia con los demás deportes del plantel que sólo compiten en certámenes internos e intrauniversitarios.

El actual conjunto de Delfines de Prepa 7 está integrado por 35 jugadores de los cuales sólo tres son externos a la institución. Un total de 26 son de la misma prepa y seis pertenecen a Prepa 3, Prepa 8, CCH Sur y otros planteles de la misma UNAM.

La ENP número 7 no invierte ni gasta dinero alguno para la manutención del equipo pues tanto utilerías como coaches son pagados por la DGADyR y el presupuesto de Futbol Americano con que cuenta la UNAM.

Todo parece indicar que con la nueva cancha empastada de la Prepa, en lugar de crecer la opción para el deporte, los caminos se cierran y más para el conjunto que desde el asfalto creció hasta llegar a escribir su historia en el emparrillado universitario con sus propias batallas y hazañas deportivas.

De hacerse oficial, Delfines estaría acompañando las desapariciones más misteriosas de la tradición deportiva universitaria como las realizadas con los equipos que descansan en paz, Monjes de Prepa 3, Cuatreros de Prepa 4, Coyotes de Prepa 6, Panteras del CCH Vallejo y Vietnamitas de Prepa 9, tradiciones que ya sólo viven en la memoria de quienes algún día defendieron los colores de sus planteles.

La dirección de la preparatoria 7 “Ezequiel A. Chávez” que encabeza el Licenciado Leopoldo Martínez González aún está en tiempo de reconsiderar la postura y posible decisión y darle la oportunidad al deporte estudiantil por excelencia, esperemos por la UNAM y sus tradiciones que no muera otra dinastía, mientras tanto seguiremos informando.

 
 



Derechos Reservados © 2006 www. pumasacatlan.com.mx | Mapa del Sitio | Anunciate | Contáctanos