El puma del partido: Quarterback número 16 Ludwig Camacho y Receptor número 17 Ángel Hernández
Lo malo del partido: Penosa exhibición de la planilla liderada por el árbitro Villegas, quienes apuñalaron a Pumas Acatlán con descaro
 
 

Halloween para Acatlán con árbitros de terror

   

Nota: Javier Chávez Posadas
Fotos: Jesús Bravo León

 
     

30 Octubre 10. Luego de un partido de poder a poder en el que Centinelas y Pumas Acatlán dieron muestra de gran hambre de triunfo, una turba de zombies disfrazados de árbitros se hicieron presentes para una tarde de terror en el Joaquín Amaro quienes empañaron el último minuto con un arbitraje de miedo y 45 yardas regaladas a unos guardias que sólo aprovecharon los obsequios para dar una increíble voltereta y finalizar ganando 37-35 a los acatlecos.

El encuentro fue de alarido por si solo, Centinelas se fue arriba temprano en el marcador luego de dos drives que pusieron los cartones 13-0 en su favor. Acatlán pudo contestar luego de una valiosa intercepción del puma número 24, Luis Román Vicenteno, el ataque descontó con un envío de 15 yardas de César Moullinie a su receptor número 11, César Uribe López más el extra de Hernández, 13-7.

La defensiva acatleca comenzó a hacer agua en las trincheras y justo cuando lograron frenar al ataque carmesí, un fumble en patada de despeje cubierta por Centinelas en el end zone sumó mayor ventaja para los guardias que se fueron 20-7.

Pumas Acatlán hizo cambios en los controles, Ludwig Camacho, segundo quarterback felino hilvanó un buen drive que dio yardas a los acatlecos y que Luis Ángel Hernández rubricó con su primera anotación de la tarde y con el extra de él mismo acercó más a los felinos 20-14. Así concluyó la primera mitad.

Ya en el tercer cuarto los acatlecos con una serie de ensueño con carreras y pases cortos, arrastraron a los locales y dieron la voltereta con una espiral de Camacho a Hernández y con el extra del último para el 20-21.

Guardias contestó de inmediato con una buena serie que rubricaron en el otro end zone para la voltereta 27-21. Pumas Acatlán no iba a bajar los brazos y en su serie siguiente lograron otra anotación terrestre y con el extra de Hernández se ponía nuevamente arriba, 27-28 ante la algarabía de los universitarios.

Era una lucha sin cuartel muy atractiva para los asistentes, Centinelas logró acercarse a zona de definición y cuando todo parecía que venía un touch down más, la defensiva acatleca logró maniatar a los locales y obligarlso a buscar sólo un gol de campo el cual fue bien logrado y recuperaban la ventaja 30-28.

Ya en las acciones del último cuarto, Ludwig Camacho logró hilvanar otro ataque fugaz que culminó con un vistoso envío con Hernández quien descolgó a contrapaso para el mejor touch down de la tarde y el 30-35 con su extra que ponía nuevamente a Acatlán arriba en el marcador.

Todo era cuestión de tiempo, Acatlán logró detener el ataque militar y con carreras y pases tuvo el tiempo en su favor, con menos de dos minutos en el reloj, Pumas tuvo que entregar el ovoide nuevamente.

El show de los zombies

Con 57 segundos en el reloj y en su propia yarda 30, Centinelas inició su drive. De pronto la planilla arbitral comenzó la metamorfosis, la noche de Halloween llegó al campo militar muy temprano.

Luego de detener en primera y segunda oportunidad un pañuelo fantasma, marcó invasión de los coaches acatlecos que regalaban las primeras 15 yardas a los locales. Paradójico fue que así como los coaches de Acatlán estaban dentro del terreno, el staff de Centinelas hacía lo propio.

Incredulidad de los asistentes de Acatlán, sin embargo la desvergüenza vino una jugada más tarde, una jugada rota en la que un flagrante holding ofensivo no fue marcado pero sí una supuesta interferencia de pase que regaló unas cuantas yardas más que ponía a los locales ya en terreno de los acatlecos.

Un par de jugadas de pase por parte de Centinelas logró ponerse a tiro de piedra y con una espiral timbraron las diagonales para dar la voltereta final. 37-35 ante la molestia de los visitantes quienes segundos más tarde fueron nuevamente castigados por haber preguntado el tiempo restante.

Penosa y cínica demostración de la planilla arbitral que incluso durante el segundo cuarto a pesar de los reclamos acatlecos en contra de la música de la banda de guerra de Centinelas durante la selida de las jugadas hicieron caso omiso.

Pumas Acatlán aún como líder de la Conferencia del Sur deberá ganar en el último partido en su casa, el próximo viernes cuando reciban a Potros Salvajes de la UAEM para recibir playoffs en casa.

 
 



Derechos Reservados © 2006 www. pumasacatlan.com.mx | Mapa del Sitio | Anunciate | Contáctanos